La más absoluta unanimidad ha sido la nota que los asistentes al Consejo Local ampliado han mantenido sobre la propuesta realizada por las consejeras de Presidencia, Mayte Pérez, y de Sanidad, Sira Repolles, de mantener la suspensión de las fiestas patronales en las poblaciones de la Comunidad Autónoma de Aragón hasta el próximo 30 de septiembre.

Mayte Pérez ha presidido la reunión del Consejo Local ampliado junto a la titular de Sanidad, Sira Repollés. En la reunión, a través de videoconferencia, convocada para escuchar a la Federación Aragonesa de Municipios, Comarcas y Provincias (FAMCP), las diputaciones provinciales y los ayuntamientos de las tres capitales, cuyos representantes no albergaron ninguna duda de mantener esta suspensión tras conocer el informe de la situación sanitaria actual que les trasladó la consejera de sanidad.

El objetivo de la cita era evaluar la situación puntual de la pandemia en el contexto de la iniciativa local y tratar de consensuar con ayuntamientos, comarcas y diputaciones una posición común de cara a cuestiones como las fiestas y la evaluación de la participación de los ayuntamientos en el Plan de Rescate a la hostelería.

Fue la consejera de Presidencia quien matizó, en declaraciones a los medios de comunicación, que hay eventos de diverso tipo, en su mayor parte culturales, cuya celebración está perfectamente tasada en la normativa COVID que ha ido emitiendo el Gobierno de Aragón.

Mayte Pérez emplazó a los miembros del Consejo Local ampliado a una nueva reunión en los últimos días de agosto para evaluar la situación en estos momentos y añadir algún tema más a la agenda de asuntos a tratar como es el inicio del curso escolar.

Como se recordará, la suspensión de las fiestas patronales en la Comunidad Autónoma de Aragón se acordó en la reunión que el Consejo Local ampliado celebró el pasado 6 de mayo, decisión que posteriormente se incorporó a la normativa que con motivo de la Covid ha emitido el Gobierno de Aragón.

Minutos antes de la reunión, se conoció la ratificación por parte del Tribunal Supremo de la Orden de 8 de julio, que contemplaba el toque de queda en algunas poblaciones de la Comunidad Autónoma, tras la presentación de un recurso de casación del Gobierno de Aragón, tras ser suspendida por el Tribunal Superior de Justicia de Aragón (TSJA). Mayte Pérez definió esta ratificación como un “aval” a la labor normativa del Gobierno de Aragón basada en argumentos estrictamente sanitarios.

Compartir en redes sociales