El Boletín Oficial de Aragón ha publicado este viernes la resolución provisional de la convocatoria de subvenciones dirigida a las entidades locales ubicadas en zonas de alto riesgo de inundación para la realización de actuaciones preventivas. De las 35 solicitudes recibidas se han seleccionado 14. La mayor parte de los municipios beneficiarios son de la provincia de Zaragoza y el entorno del Ebro, aunque también han obtenido subvención Fraga, Monzón y Aínsa-Sobrarbe, en Huesca, y Teruel.

La mayoría de actuaciones subvencionadas están relacionadas con trabajos de limpieza vegetal y adquisición de equipos para la retirada de troncos y ramas muertas, desbroce y poda de vegetación que entorpezca el curso de las aguas en municipios de la ribera del Ebro. Es el caso de Pastriz, Pradilla de Ebro, Novillas, Fuentes de Ebro, Pina de Ebro, Quinto de Ebro, Boquiñeni, Cabañas de Ebro y Alcalá de Ebro. También para el río Arba de Luesia, en el caso de Biota.

Asimismo, ha obtenido subvención el Ayuntamiento de Fraga para la permeabilización de grandes masas de sedimentos vegetadas, mediante la apertura de ramales de libre circulación, en los márgenes del río Cinca en el tramo urbano de Fraga, el Ayuntamiento de Aínsa- Sobrarbe para reforzar un muro de contención de aguas y barrera de protección ante caídas, en el aparcamiento del mercadillo municipal y el Ayuntamiento de Teruel para retirar elementos en instalaciones recreativas del barrio de Villalba Baja con el fin de restaurar la legalidad en la zona de servidumbre del río Alfambra.

En total, se actuará sobre 275,69 hectáreas y se asignan 384.182,38 euros.

Una vez publicada en el BOA, la propuesta de resolución provisional, los municipios disponen desde mañana de un plazo de cinco días para presentar las alegaciones que consideren oportunas.

Plan Ebro 2030

Todas estas actuaciones se enmarcan en el denominado Plan Ebro 2030, plan que contempla una serie de medidas estimadas en un coste de 80 millones de euros y que el Gobierno de Aragón ya presentó al Ministerio de Transición Ecológica la anterior legislatura.

El Gobierno de Aragón seguirá trabajando y tratando de impulsar el Plan Ebro 2030, que incorpora un conjunto de actuaciones ambiciosas para prevenir el riesgo de inundación, intentando aprovechar para ello la situación que se presenta con la nueva política comunitaria y sin renunciar a solicitar el apoyo institucional y económico del Estado, sobre todo, teniendo en cuenta que los cauces son Dominio Público Hidráulico y son de su competencia.

Estas líneas de subvención que se convocan son un reflejo del trabajo que se está llevando a cabo con la Comisión de Municipios Afectados por las riadas del Ebro (CMARE) constituida en el seno de la Federación Aragonesa de Municipios, Comarcas y Provincias (FAMCP).

Compartir en redes sociales