“Pueblos vivos” contra la despoblación