En la reunión celebrada hoy en Zaragoza, la Comisión Ejecutiva de la Federación Aragonesa de Municipios, Comarcas y Provincias (FAMCP) ha manifestado su conformidad con el proyecto de bases reguladoras para la concesión de subvenciones para la rehabilitación de viviendas familiares que está elaborando el Departamento de Vertebración del Territorio, Movilidad y Vivienda del Gobierno de Aragón.

Estas ayudas persiguen la mejora de la eficiencia energética, accesibilidad, habitabilidad y conservación de las viviendas familiares aragonesas, no de las colectivas; de las subvenciones podrán beneficiarse los propietarios o inquilinos, así como las administraciones públicas cuando las viviendas que se rehabiliten se destinen al alquiler o a satisfacer las necesidades de vivienda social.

En materia de vivienda, las políticas públicas más recientes en el ámbito europeo y estatal se dirigen fundamentalmente a la rehabilitación del parque edificado frente a anteriores planteamientos expansivos, así como a los objetivos de conseguir una mayor eficiencia energética y a la consecución de las condiciones básicas de accesibilidad universal en los edificios y los espacios urbanos.

Por otra parte, entre los objetivos fundamentales de la política de vivienda del Gobierno de Aragón figuran algunos como la reducción de la pobreza energética y la lucha contra la despoblación, con la garantía de una vivienda en condiciones de calidad para todas las personas, cualquiera que sea su situación personal, económica y social. Por ello se contemplan determinados aspectos para que las personas en situación de vulnerabilidad puedan tener acceso a las ayudas reguladas en esas bases y puedan obtener sus beneficios de forma prioritaria.

El objetivo de estos programas de subvenciones es fomentar la rehabilitación de viviendas de forma que se consiga una mejora de la calidad de vida de las personas que las habitan, facilitando la accesibilidad universal para todas las personas, la mejora de la eficiencia energética, el menor consumo de energía y disminución de emisiones contaminantes, la mejora de las condiciones de conservación y seguridad de las viviendas, consiguiendo unas viviendas más dignas y adecuadas a las condiciones y necesidades de los habitantes en cada punto del territorio.

Según el último Censo de edificación y Vivienda de 2011l, el parque edificado con uso principal de vivienda en Aragón tiene 298.889 edificios, de los que 239.792 son viviendas unifamiliares, lo que representa el 80,2 %. Por otra parte, la baja densidad de población y la dispersión caracterizan nuestro territorio, de forma que solo 25 municipios superan los 5000 habitantes, y en el 73,05 % del total de los municipios sólo reside el 7,13 % de la población de Aragón; igualmente, en los municipios de menos de 1000 habitantes más del 90 % de las viviendas son de tipología unifamiliar.

Compartir en redes sociales