La Comisión de Municipios Afectados por el Río Ebro de la Federación Aragonesa de Municipios, Comarcas y Provincias (FAMCP), presidida por el concejal de Pradilla de Ebro, Luis Eduardo Moncín, se ha reunido esta mañana en la sede de la Federación.

A esta sesión ha asistido la directora del Instituto Aragonés del Agua, Dolores Fornals, y el comisario de Aguas de la CHE, Carlos Arrazola, junto con personal técnico de ambas Administraciones.

El Gobierno de Aragón y el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, a través de la Confederación Hidrográfica del Ebro, coordinados en esta estrategia, han presentado el “Estudio de detalle del tramo con riesgo de inundaciones en el eje 6 del Ebro” al alcalde de Boquiñeni, Juan Manuel Sanz; y, al alcalde de Pradilla de Ebro, Raúl Moncín, así como a la Federación Aragonesa de Municipios, Comarcas y Provincias, en el seno de la Comisión de Municipios Afectados por el Ebro.

De este modo, se responde así al compromiso adquirido con los municipios, en reuniones previas de divulgación de la Estrategia, de darles a conocer los contenidos de los estudios.

Ebro Resilience

La Estrategia, en la que participan el MITECO, la CHE y las Comunidades Autónomas de La Rioja, Navarra y Aragón es la respuesta a la Directiva Europea de Inundaciones en esta zona de la cuenca y concreta el plan de medidas para el tramo medio del Plan de Gestión de Riesgo de Inundación de la Demarcación. Para ello, los técnicos de todas estas Administraciones participan en cinco grupos de trabajo: Prevención y Preparación; Conservación y Protección; Valores Ambientales; Financiación y Terrenos; y Participación y Divulgación

Las claves de Ebro Resilience son la coordinación y los nuevos enfoques para reducir el efecto negativo de los episodios de inundación, apostando por medidas combinadas que mejoren la capacidad de recuperación del territorio. Las inundaciones son fenómenos naturales e inevitables y se parte de la consideración de que no existe una única medida efectiva y de la necesidad de aplicar acciones compatibles con un desarrollo sostenible.

Las medidas suman técnicas novedosas, variadas y complementarias que pretenden la protección de núcleos y la recuperación del espacio del río donde sea posible (retranqueo de motas, creación de cauces de alivio, zonas de inundabilidad controlada) y también fomentar los usos compatibles (con la promoción de cultivos boscosos inundorresistentes) y potenciar la autoprotección (con la mejora de la divulgación de adaptación de edificaciones y de explotaciones…).

En total son ya 260 kilómetros de río en estudio, divididos en 15 tramos (concluidos ya seis de ellos), y alcanzando las 48.000 hectáreas del área de implantación de Ebro Resilience, centrada en el río Ebro y los tramos bajos de sus afluentes desde Logroño (La Rioja) a La Zaida (Zaragoza).

  1. Ebro en Logroño – Viana.
  2. Ebro en Lodosa.
  3. Ebro y Ega en San Adrián – Calahorra – Azagra.
  4. Ebro en Fontellas – Cabanillas – Ribaforada – Fustiñana – Buñuel.
  5. Ebro y Huecha en Mallén – Cortes – Novillas.
  6. Ebro en Pradilla de Ebro – Boquiñeni.
  7. Ebro en Alcalá de Ebro y Remolinos.
  8. Ebro en Cabañas de Ebro.
  9. Ebro en Torres de Berrellén – Sobradiel.
  10. Ebro en Utebo – Monzalbarba – Alfocea.
  11. Ebro en Zaragoza – Pastriz.
  12. Ebro en Osera de Ebro – Fuentes de Ebro – Pina de Ebro – Quinto
  13. Ebro en Castejón-Valtierra-Arguedas-Tudela (estudio del Gobierno de Navarra)
  14. Ebro en El Burgo de Ebro
  15. Ebro en Quinto-Gelsa-Velilla de Ebro-La Zaida.
  16. El Burgo de Ebro- Osera de Ebro.

Luis Eduardo Moncín ha agradecido los estudios que ha realizado la CHE y que se vienen presentando en esta Comisión a los Ayuntamientos afectados, recordando que “la implantación de estas medidas contribuirá a la prevención, protección, preparación y recuperación ante inundaciones, con el objetivo de que los núcleos de población y las actividades económicas convivan con el río”.

Compartir en redes sociales