Miembros del Gobierno de Aragón y de la Federación Aragonesa de Municipios, Comarcas y Provincias (FAMCP) han mantenido hoy una reunión para analizar el cumplimiento de la Estrategia Aragonesa de Recuperación Económica y Social (EARES) que se alcanzó de forma casi unánime el pasado 1 de junio de 2020, junto con agentes sociales y partidos con representación parlamentaria (a excepción de Vox).

La reunión ha confirmado que ambas partes consideran que fue un paso “decisivo” para hacer frente y ayudar a superar la pandemia y la necesidad de seguir trabajando juntos por sus efectos “positivos” a la hora de ofrecer “sosiego y tranquilidad e irradiar la imagen de Aragón como tierra de pacto, concordia y oportunidades”, ha asegurado el presidente de Aragón, Javier Lambán, quien, además, sostiene que ese espíritu favorece las inversiones en la comunidad y estimula el interés por instalarse en Aragón. “Estamos viendo de forma frecuente que se toman decisiones empresariales importantes para el impulso económico de nuestra Comunidad”, recuerda Lambán.

Definir la EARES como un acierto viene con el aval de resultados “positivos” para la Comunidad en materia de acuerdos que han beneficiado, tanto al territorio como a determinados sectores económicos, tales como la hostelería y el turismo o el sector de la nieve. “Hay mimbres suficientes para hacer otro cesto”, ha hecho el símil Lambán a la hora de explicar que ambas partes se han emplazado a profundizar en propuestas para renovar la Estrategia y acomodarla a las nuevas exigencias y la llegada de los fondos de recuperación y resiliencia de la Unión Europea, lo que volverá a reunirlos en dos o tres semanas.

Igualmente, el presidente de la FAMCP, Luis Zubieta, ha corroborado que la primera edición de la Estrategia de Recuperación Económica y Social ha sido un foro “excelente” para aunar criterios y buscar sinergias. “Tras año y medio podemos decir con orgullo que ha sido un éxito y acierto”, con considerables beneficios para sectores que sufrieron con dureza las consecuencias de las restricciones sanitarias provocadas por el avance de la pandemia.

Zubieta ha indicado que el mundo local seguirá colaborando e impulsando nuevas formas de beneficiar al tejido económico y social del territorio, no dejando a nadie atrás, como sectores que aún deben recibir más ayuda institucional tales como el pequeño comercio y las pequeñas y medianas empresas instaladas en las comarcas aragonesas. El presidente de la FAMCP ha recordado que ya se ha trabajado en presentar proyectos, por valor de 1.300 millones de euros, que concurrirán a la obtención de financiación europea. Igualmente, ha valorado iniciativas parlamentarias que ayudarán al mundo local como la Ley de Fondo Aragonés de financiación municipal que se encuentra en tramitación.

El presidente de Aragón ha explicado que el siguiente paso que tomará para actualizar la EARES será el diálogo con cada una de las fuerzas políticas del arco parlamentario aragonés a partir de la próxima semana, con cuyos máximos responsables ya ha mantenido conversaciones informales y quienes coincidieron en que la fórmula de retomar el diálogo debía comenzar por reuniones previas con los agentes sociales y la FAMCP, con quienes ya se ha iniciado.

Compartir en redes sociales