El Gobierno de Aragón, a través del Departamento de Industria, Competitividad y Desarrollo Empresarial, y las tres diputaciones provinciales, lanzan este segundo periodo de bonos turísticos aragoneses que se extenderá del 1 de septiembre al 20 de diciembre. La suma de los dos periodos previstos cuenta con un presupuesto que puede ser ampliable hasta los tres millones de euros, aportados por el Ejecutivo autonómico, 1,5 millones, y 500.000 euros por parte de cada una de las instituciones provinciales.

La subvención consistirá en una cuantía equivalente al 40% de la factura presentada a través de una de las 159 agencias de viaje adheridas y con un máximo de 300 euros para disfrutar de estancias y otros servicios complementarios en cualquier municipio de Aragón.

El paquete turístico deberá comprender una estancia de al menos dos noches consecutivas en un mismo o diferente alojamiento en Aragón, entre los que se incluyen establecimientos hoteleros, casas rurales, apartamentos turísticos, cámpines, refugios y albergues. Todos deben tener la consideración de empresa turística y estar inscritos en el Registro de Turismo de Aragón.

Se subvencionarán también otros servicios turísticos, como la manutención en alojamiento, con un máximo de media pensión; servicios de salud y bienestar, así como servicios deportivos y excursiones realizadas a través del alojamiento; aparcamiento en alojamiento; entradas a parques temáticos y estaciones de esquí, (excluyendo balnearios y centros termales) y actividades de turismo activo que presten empresas de este sector específico.

El vicepresidente y consejero de Industria, Competitividad y Desarrollo Empresarial, Arturo Aliaga, ha destacado la importancia de poner en marcha este segundo periodo de los bonos turísticos que cumplen un doble objetivo. Por una parte, “son un aliciente y un incentivo para dar a conocer la riqueza turística, gastronómica y patrimonial de Aragón, así como todo su potencial natural, pero es también y, sobre todo, una iniciativa que busca reactivar e incentivar el sector económico del turismo que se ha visto afectado por las consecuencias de la pandemia. Confiamos en que estos bonos estimularán la demanda turística y aportarán estabilidad al sector”.

Pueden beneficiarse de estos bonos las personas con residencia legal y estable en España mayores de edad y, con carácter general, el solicitante del bono debe ser la persona o una de las personas que lo disfrute. Se puede solicitar un bono en cada uno de los dos periodos abiertos; por tanto, una persona que haya disfrutado de un bono en el primer periodo puede volver a solicitarlo. No existe un límite en el número de reservas de habitaciones ni en el número máximo de noches, siempre que la reserva se realice en los plazos establecidos en el programa.

La inscripción se realizará a través de la web de Turismo de Aragón, donde la persona interesada deberá inscribirse a través de la aplicación y, cuando formalice la reserva al canjear el código promocional, se podrán beneficiar, con el bono solicitado por esta persona, todas las de su entorno que desee incluir en la reserva en el alojamiento.

Una vez solicitado, se delega la gestión en la agencia de viajes para que solicite la ayuda en su nombre, ya que es la beneficiaria directa de las ayudas. Los códigos promocionales se asignan según el orden de inscripción.

Una vez obtenido el código promocional, deberá formalizarse una reserva de un paquete turístico en una agencia de viaje aragonesa adherida al programa en el plazo de siete días naturales desde la fecha de remisión de la comunicación correspondiente con el código promocional y a la que se abonará el 60 % de la reserva de los servicios subvencionables por el bono. Si a una persona le caduca un código promocional en el plazo de siete días para que sea canjeado por un bono a través de la formalización de una reserva, puede volver a solicitarlo, con la única limitación de la lista de espera que pueda existir.

La duración de esta segunda fase del programa llegará hasta el 20 de diciembre; ese será el último día para disfrutar de una reserva. A lo largo del periodo se da un plazo máximo de diez días desde la realización efectiva del viaje y finalización del disfrute del paquete turístico contratado para que las agencias de viajes realicen el trámite de la justificación de la ayuda.

Compartir en redes sociales