El presidente de Aragón firma el acuerdo político con 21 ayuntamientos que han pactado a su medida el texto para cerrar el mapa institucional aragonés.

El presidente de Aragón, Javier Lambán, y los alcaldes de los 21 municipios del entorno de Zaragoza han firmado el denominado Acuerdo Político para el Impulso y Aprobación de la Ley de Creación de la Comarca Central, la número 33, que supondrá la culminación de la arquitectura institucional aragonesa.

El presidente de Aragón ha puesto en valor el camino recorrido a modo de mancomunidad para que todos los ayuntamientos hayan podido consensuar un texto, lo que a juicio de Lambán tiene un plus con respecto al proceso comarcalizador anterior, ya que se ha redactado a la medida de lo que han querido los propios acaldes y su homologación al resto les permitirá también la financiación presupuestaria.

Lambán ha recordado que desde hace años la organización institucional aragonesa estaba carente de dos pilares fundamentales: la Ley de Capitalidad y la constitución de la denominada comarca 33 y que el acuerdo rubricado supone un paso adelante que ha deseado que el Parlamento agilice y respete al máximo el texto consensuado por los principales actores: los munícipes.

El presidente aragonés ha mostrado su esperanza en que el siguiente debate pendiente en la hoja de ruta, el mapa competencial, valore las aportaciones para que las administraciones públicas no se dupliquen, se gane en simplificación, mayor eficiencia y optimización de recursos. En esta segunda fase, también confía en que los grupos parlamentarios, pero sobre todo los ayuntamientos, en el marco de la FAMCP, tengan mucho que decir.

Lambán ha reconocido especialmente al alcalde de Utebo, Miguel Dalmau, -localidad sede de la comarca central- el impulso dado para llegar hasta este acuerdo. Dalmau, por su parte, ha agradecido a todos los grupos políticos haber podido alcanzar el acuerdo, así como el apoyo del Ejecutivo, ya que después de 14 años de periplo, “con diálogo y sentido común” se verán en igualdad de condiciones que el resto de las 32 comarcas.

Por su parte, el alcalde de Zaragoza, Pedro Santisteve, se ha congratulado de haber contribuido a alcanzar este acuerdo, valorando la andadura de la mancomunidad. El regidor municipal ha recordado que la capital aragonesa es solidaria con su entorno, ya sea en materia de movilidad para los vecinos de otros municipios o en materia de tratamiento de residuos.

El trámite legal

Con la firma del acuerdo, los alcaldes de la futura Comarca Central se comprometen “a impulsar y agilizar los trámites para adoptar los acuerdos de creación de la Comarca Central y del estudio documentado justificativo”.

De igual forma, el presidente de Aragón muestra su firme voluntad de impulsar la aprobación del proyecto de Ley de Creación de la Comarca Central y, previos los trámites que procedan, la remisión a las Cortes de Aragón para su debate y aprobación”, proceso que puede llevar ocho meses.

A partir de ahora, el Gobierno de Aragón remitirá a cada uno de los 21 ayuntamientos y mancomunidades interesados el Estudio Documentado de creación de esta Comarca.

Este documento comprende todos los extremos a que hace referencia el artículo 7.2 de la Ley de Comarcalización de Aragón, como son la denominación, municipios que comprende, capitalidad, relación de funciones y servicios que vaya a desempeñar, órganos de gobierno y su composición, medios económicos, existencia de vínculos históricos, económicos, sociales y culturales que configuran la Comarca, eficacia administrativa para la gestión de los servicios que se vayan a prestar y presupuesto estimativo de la puesta en marcha y coste ordinario de funcionamiento.

Este texto de partida, junto a otro que confirma su impulso político, ha de ser aprobado por todos los ayuntamientos y mancomunidades afectados. El proceso solo quedaría paralizado si se opusieran las 2/5 partes de los municipios.

Una vez que el Gobierno de Aragón conozca el parecer de estas entidades será el propio Gobierno quien adopte un acuerdo sobre su procedencia y viabilidad.

El paso siguiente apunta hacia la redacción de un Anteproyecto de Ley, texto para el cual el Gobierno de Aragón contaría con un plazo de tres meses y a su vez, una vez culminado, tendrá que someterse a un periodo de información pública de cuatro meses, trámite en el que se implicaría el Departamento de Ciudadanía y derechos Social a través de su Dirección General de Participación Ciudadana.

Una vez culminado el proceso, el Gobierno de Aragón aprobaría el Proyecto de Ley en Consejo de Gobierno y lo remitiría para su debate y aprobación a las Cortes de Aragón.

La capital de la Comarca estará ubicada en Utebo, donde tendrá su sede los órganos de gobierno, si bien los servicios que preste podrán establecerse en cualquier población de su ámbito.

La futura Comarca tiene cinco ejes claramente diferenciados:

  • Eje 1: Zuera, San Mateo de Gállego y Villanueva de Gállego.
  • Eje 2: La Puebla de Alfindén, Pastríz, Alfajarín, Nuez de Ebro, Villafranca de Ebro, Villamayor de Gállego y Osera de Ebro.
  • Eje 3: El Burgo de Ebro, Fuentes de Ebro y Mediana de Aragón.
  • Eje 4: Cuarte de Huerva, Cadrete, María de Huerva, Botorrita, Mozota y Jaulín.
  • Eje 5: Utebo.

 

Compartir en redes sociales