El presidente de la Federación Aragonesa de Municipios, Comarcas y Provincias (FAMCP) y alcalde de Zuera, Luis Zubieta, ha comparecido en las Cortes de Aragón en el trámite de audiencias legislativas en relación con el proyecto de ley reguladora del Fondo Aragonés de Financiación Municipal. En la misma sesión han participado el alcalde de Huesca, Luis Felipe, el de Illueca, Ignacio Herrero, el de Lidón, Joaquín Juste, y el de Sangarrén, Vicente Ciria.

Luis Zubieta ha recordado que la Comisión Ejecutiva de la FAMCP acordó por unanimidad de todos los grupos políticos con presencia en los ayuntamientos aragoneses apoyar el proyecto de ley que el Gobierno de Aragón remitió a las Cortes. El proyecto de ley también recibió el respaldo unánime del Consejo Local de Aragón. El presidente de la FAMCP ha insistido en que se trata de aprobar una ley fundamental y necesaria para las corporaciones locales, que asegurará un suelo financiero de carácter incondicionado y que responderá a un reparto con criterios objetivos, alejado de la discrecionalidad política. Para Zubieta, la tramitación del proyecto de ley del Fondo Aragonés de Financiación Municipal es una oportunidad histórica tanto para las propias Cortes de Aragón como para los ayuntamientos de la Comunidad Autónoma.

Por su parte, los alcaldes de Illueca, Lidón y Sangarrén han coincidido en que se trata de una ley necesaria y han destacado que los ayuntamientos necesitan una financiación estable y no finalista. Los tres alcaldes han manifestado las dificultades con las que se encuentran los municipios pequeños para prestar servicios y el encarecimiento de costes por la dispersión y la escasez de habitantes. También han planteado una fiscalidad más favorable para las empresas asentadas en el medio rural y una discriminación positiva para los pueblos pequeños, además de una mayor dotación del futuro Fondo Aragonés de Financiación Municipal.

El alcalde de Huesca, Luis Felipe, ha defendido en las Cortes el acuerdo unánime de su consistorio aprobado en marzo de 2017 en el que reclaman un trato diferencial con la ciudad de Huesca por ser capital de provincia. Felipe ha manifestado que sin autonomía financiera no existe la autonomía política y ha reflexionado sobre la corresponsabilidad entre los ayuntamientos y la administración autonómica: “Si Aragón necesita a Zaragoza como capital provincial y autonómica, también necesita a Huesca o a Teruel como impulsoras y vertebradoras de sus respectivos territorios”

Compartir en redes sociales