El dinero se distribuirá entre los 292 municipios de la provincia en función de su población y los ayuntamientos podrán utilizarlo en lo que ellos decidan siempre que cumplan las reglas de estabilidad.

El pleno de la Diputación de Zaragoza ha aprobado una modificación presupuestaria de 15,3 millones de euros que permitirá lanzar un nuevo plan de concertación del que se podrán beneficiar los 292 municipios de la provincia. El dinero se distribuirá en función de la población y los ayuntamientos podrán destinar esos fondos a lo que ellos decidan siempre que cumplan lo establecido en la Ley de Estabilidad Presupuestaria y Sostenibilidad Financiera.

“Gracias al trabajo exhaustivo y minucioso del equipo de gobierno, con esta modificación hemos podido recuperar todas aquellas partidas presupuestarias no ejecutadas a lo largo del ejercicio, que suman 15,3 millones y que nos van a permitir suplementar la partida inicial de 2 millones prevista para el plan de concertación de este año 2017”, ha destacado el presidente de la Diputación de Zaragoza, Juan Antonio Sánchez Quero.

De esta forma, en diciembre la DPZ lanzará un plan de subvenciones incondicionadas destinado a todos los municipios de la provincia y dotado con hasta 17 millones de euros, aunque la cuantía final dependerá de la ejecución presupuestaria definitiva y de la regla del techo de gasto.

“Como es habitual desde el principio de mi mandato, el dinero se distribuirá siguiendo criterios totalmente objetivos, de forma que el 40% del plan permitirá otorgar una cantidad fija igual para todos los municipios y el 60% se repartirá en función del número de habitantes”, ha explicado Sánchez Quero, quien ha subrayado que esa inyección económica permitirá que los ayuntamientos puedan financiar inversiones, pagar gasto corriente o amortizar deuda en función de sus necesidades y circunstancias.

Además, el presidente ha recordado que la modificación presupuestaria aprobada hoy evitará que el techo de gasto de la Diputación de Zaragoza se reduzca de cara al año que viene.  “Gracias al control riguroso del presupuesto en 2018, no vamos a perder techo de gasto, como sí sucedió en los años 2013, 2014 y 2015 con el anterior equipo de gobierno”, ha indicado.

La modificación presupuestaria ha salido adelante con los votos a favor del PSOE, En Común, CHA y el PAR y la abstención del PP y Ciudadanos. Además de los 15,3 millones destinados al plan de concertación, también incluye una partida de 20.000 euros para apoyar la Calcenada, una prueba deportiva muy consolidada que ya se ha disputado en 16 ediciones y que contribuye al desarrollo socioeconómico de Calcena y del resto de localidades de la zona del Moncayo.

Compartir en redes sociales