La Comisión del Agua de Aragón ha presentado el dictamen al que se ha llegado por unanimidad en el seno de esta ponencia

Por primera vez, el Gobierno de Aragón ha constituido una ponencia específica en la materia con el objetivo de formular propuestas en materia de gestión de riesgos de inundación

La Comisión del Agua de Aragón ha presentado este viernes, en la Sala Goya del Edificio Maristas, el dictamen de conclusiones y recomendaciones aprobado por unanimidad de todos los integrantes de la Ponencia específica en materia de Inundaciones. Un hecho que el presidente de Aragón, Javier Lambán, ha tildado de “trascendental” durante la clausura del acto y ha señalado que “marca un hito en la historia del agua en nuestra Comunidad”.

En su intervención, Lambán ha hecho hincapié en la necesidad de prevenir antes de actuar, pues muchos problemas actualespodrían haberse solucionado si el dinero que se ha invertido en arreglar los desperfectos se hubieran invertido en prevenirlos.

Sobre uno de los acuerdos alcanzados, la creación de una Comisión interadministrativa de funcionamiento y coordinación permanente, el presidente de Aragón ha apuntado que “es absolutamente fundamental que se ponga en marcha y se mantenga”. Asimismo, ha destacado la importancia de “tomarse muy en serio todo lo que tiene que ver con la retirada de gravas y de vegetación con esa ampliación del cauce portante”.

Lambán también ha apuntado que el Gobierno de Aragón se aplicará “de manera inmediata a las modificaciones legislativas imprescindibles para que todo este tipo de propósitos sean aplicables y objetivos en la mayor brevedad”.

Por su parte, el consejero de Desarrollo Rural y Sostenibilidad, Joaquín Olona, ha sido el encargo de recibir el dictamen y ha señalado que “no podemos luchar contra el río, pero sí llevar a cabo actuaciones de prevención como son los trabajos forestales, la retirada de residuos, el acondicionamiento del cauce o el establecimiento de zonas de inundación”. En este sentido, el consejero ha recordado que por vez primera un ejecutivo autonómico ha realizado trabajos forestales en las riberas, con actuaciones de limpieza en Pradilla, Sobradiel y Pina de Ebro y Quinto de Ebro. Una actuación que Lambán ha esperado que “en el futuro sirva de precedente para siguientes actuaciones”.

Asimismo, el consejero Olona se ha mostrado satisfecho con el acuerdo por unanimidad al que ha llegado la Ponencia en todos sus puntos y en concreto ha destacado la importancia de llevar a cabo una compra pública de tierras inundables. “La intención del Departamento es que esas tierras se incorporen al patrimonio agrario. No se trataría de expropiaciones sino de oferta voluntaria de tierras”, ha señalado Olona.

De las conclusiones de la Ponencia de Inundaciones se extrae una idea esencial que es “la preservación de los núcleos urbanos” tal y como ha expresado el presidente de la ponencia y alcalde de Caspe, Jesús Senante. En este sentido, el Gobierno de Aragón ha subvencionado la redacción de los planes de evacuación de los municipios ribereños con 66.400 euros.

Los integrantes de la Ponencia con el presidente Lambán y el consejero Olona.

Los integrantes de la Ponencia con el presidente Lambán y el consejero Olona.

Dictamen de conclusiones

  1. Necesidad de la adopción inmediata, por las administraciones competentes, de todas las medidas necesarias para mitigar situaciones de riesgo, con la consignación de las correspondientes partidas presupuestarias anuales. Ello en orden a que ningún casco urbano deba soportar situaciones de riesgo y evacuación ante avenidas ordinarias y minimizar las afecciones ante avenidas extraordinarias.
  2. Promover que los municipios afectados por riesgo potencial significativo de inundación, aprueben y desarrollen sus correspondientes Planes de Actuación Municipal ante riesgo de inundación en sus respectivos términos municipales.
  3. Desarrollo de actuaciones de mantenimiento y gestión integral del cauce del río para la protección y seguridad de núcleos urbanos, tales como el retranqueo y/o eliminación de motas, y la retirada y reubicación de gravas y vegetación entre otras medidas, a fin de aumentar la sección hidráulica del río y recuperar su caudal portante, fundamentalmente en el tramo medio del Ebro aragonés en el que se producen graves retenciones de caudal. Para ello habrá que destinar fondos económicos para la compra `pública o permuta de terrenos, o en aquellos casos la realización de los correspondientes procedimientos de deslinde y recuperación del dominio público hidráulico.
  4. Instar la adaptación de la normativa medioambiental de tal forma que permita la protección preferente de núcleos urbanos y el cumplimiento de las conclusiones recogidas en el presente dictamen, a través de actuaciones de limpieza (entendidas como actuaciones de acondicionamiento, desbroce de vegetación y retirada de residuos) del río en puntos estratégicos para la reducción del riesgo en población.
  5. Fomentar la construcción de compuertas en las motas de defensa para que, en caso de avenidas extraordinarias que lo justifiquen, se pueda proceder a la apertura de las mismas inundado zonas de forma controlada, manteniendo las motas para que en las avenidas ordinarias queden zonas protegidas.
  6. Creación en el tramo medio del Ebro de un mayor número de aliviaderos naturales y cauces de alivio, preparados y acondicionados para recoger caudales en casos de avenidas.
  7. Mejorar la regulación de los sistemas de compensación de daños causados por las avenidas, de forma que se agilice su tramitación y disponibilidad presupuestaria. Se propone que los sistemas de compensación por daños no se regulen exclusivamente vía decreto, sino mediante programas y partidas presupuestarias anuales que cubran el 100% de los daños no asegurados, en aquellas parcelas que tengan cobertura de seguro.
  8. El desarrollo e institucionalización de una Comisión interadministrativa de funcionamiento y coordinación permanente donde estén representadas todas las Administraciones competentes: Confederación Hidrográfica del Ebro, Gobierno de Aragón, Diputación Provincial de Zaragoza, Comisión de Municipios Afectados por el río Ebro de la Federación Aragonesa de Municipios, Comarcas y Provincias (FAMCP), que se reunirá al menos, una vez al año con carácter ordinario, y con carácter extraordinario cuando lo solicite sus presidente por circunstancias urgentes o se declare por la autoridad competente en materia de Protección Civil el Nivel II de emergencia autonómica por riesgo de inundación.
  9. Aumentar la coordinación de todas las Administraciones implicadas en el mantenimiento u control de infraestructuras (carreteras, puentes y otras infraestructuras lineales de transporte), en relación con todas aquellas actuaciones necesarias que puedan afectar al caudal portante y a la permeabilidad de dichas infraestructuras, llevando a cabo dichas intervenciones de permeabilización.
  10. Desarrollo de campañas formativas que favorezcan un mayor nivel de información y comunicación a la población ribereña sobre los riesgos de inundación: medidas de protección y autoprotección, fomento de los seguros, capacitación social y resiliencia ante inundaciones, para la reducción de la vulnerabilidad de la población afectada por riesgo de inundación.
  11. Favorecer el fomento de cultivos adaptativos con una mayor capacidad de resistencia a las crecidas. Implantar para ellos líneas de subvenciones y establecer medidas de fiscalidad
  12. Fomento de implantación de choperas y sotos de reviera de tal forma que contribuyan a la mejora de la dinámica fluvial del río, así como una mayor fijación en el subsuelo de carbono. Favorecer la recuperación de terrenos de Dominio Público Hidráulico que estén destinados a choperas de producción para su trasformación en sistemas de ribera más estables, naturales y complejos.
  13. Fomento del uso e implantación de ganadería extensiva (ovino/caprino) como medida que favorezca el desbroce de la vegetación baja de ribera de algunos sotos fluviales cercanos a núcleos urbanos para el adecuado mantenimiento de cauces.
  14. Que las Administraciones Públicas (CHE, DGA, DPZ y Ayuntamientos) fomenten el uso y aprovechamiento de terrenos de titularidad pública/comunal, así como la compra pública y permuta de otros terrenos de titularidad privada para la implantación de medidas y actuaciones que mejores la dinámica fluvial del río.
  15. Fomentar la regulación urbanística acorde con los estudios y normativas de inundaciones, así como proceder a la misma en aquellos ámbitos competencia de las Administraciones correspondientes. Así mismo, promover el traslado de infraestructuras y actividades no compatibles con las inundaciones a otros espacios adecuados.
  16. Apoyo unánime de la Ponencia de inundaciones al Proyecto europeo LIFE Ebro Resilence para la gestión integral del riesgo de inundaciones en el tramo medio del Ebro, expuesto ante la Ponencia en fecha 5 de junio de 2017.

La Ponencia Específica de Inundaciones

Por primera vez, el Gobierno de Aragón constituía el 9 de junio de 2016 una Ponencia de Inundaciones con el objetivo de formular propuestas en materia de gestión de riesgos de inundación, así como la actualización de las ya contenidas en el Plan Medioambiental del Ebro y Bajo Cinca.

Durante estos dos años, la Ponencia se ha reunido hasta en 9 sesiones, a través de las cuales se ha desarrollado un cronograma y un calendario de trabajo. En las sesiones, los vocales han tenido ocasión de atender a presentaciones, estudiar y debatir sobre medidas en materia de Protección Civil, seguros agrarios, medidas agroambientales, planes de actuación municipal ante riesgos de inundación, medidas de protección de núcleos urbanos, de ordenación del territorio, medidas de restauración fluvial y recuperación de la llanura de inundación y su capacidad de laminación, etc.

Varios miembros de la Ponencia la han comentado en una mesa redonda.

Varios miembros de la Ponencia la han comentado en una mesa redonda.

En consecuencia, el Departamento de Desarrollo Rural y Sostenibilidad, a través del Instituto Aragonés del Agua, ha subvencionado la redacción de los planes de evacuación por riesgo de inundación con una línea de ayudas dotada con 66.400 euros (4.745 euros por cada municipio), a los 14 municipios que se ven recurrentemente afectados de tres comarcas zaragozanas: Ribera Alta del Ebro, Ribera Baja del Ebro y Campo de Borja.

Entre los objetivos fundamentales a los que responde su redacción está el de prever una estructura organizativa y los procedimientos para la intervención en emergencias por avenidas. También contempla catalogar elementos vulnerables de acuerdo con el actualizado Plan Especial de Emergencia de Protección Civil ante inundaciones o especificar procedimientos de información y alerta a la población.

Además de la Ponencia, cabe resaltar que el Gobierno de Aragón, en coordinación con la Federación Aragonesa de Municipios, Comarcas y Provincias (FAMCP) y a través de la Comisión de municipios afectados por el Ebro, ha promovido un intenso diálogo entre los representantes políticos de los municipios ribereños, la Diputación Provincial de Zaragoza y la Confederación Hidrográfica del Ebro, a través de reuniones periódicas.

Integrantes de la ponencia

Los vocales y colectivos de la ponencia han sido: Jesús Senante, presidente de la ponencia y alcalde de Caspe; Luis Eduardo Moncín, secretario de la ponencia, alcalde de Pradilla de Ebro y representante de la FAMCP; Miguel Ángel García, en representación de la Confederación Hidrográfica del Ebro; Jesús Lobera, director del INAGA; Jesús Sánchez, en representación de la FAMCP; Teresa Artigas, del Ayuntamiento de Zaragoza; Pablo Egido, presidente de la Comarca de la Ribera Alta; Pablo Martínez, representante de los usos agrícolas (UAGA-COAG); Mariano Mérida, representante de ANSAR y colectivos ecologistas; Loreto Beltrán, representante de los usos industriales (CEOE Aragón) y Daniel Ballarín, vocal en representación de la Universidad de Zaragoza.

Compartir en redes sociales