El consejero de Presidencia del Gobierno de Aragón, Vicente Guillén, anunció ayer que, de forma inminente, firmará una orden que marcará el inicio del proceso de elaboración de la que será la Ley de Participación de los Entes Locales en los Ingresos de la Comunidad Autónoma (PICA) que, en términos generales, establecerá los parámetros objetivos y reglados para el reparto de las cuantías que el Gobierno de Aragón destinará de manera incondicionada a los ayuntamientos aragoneses.

Guillén indicó que el Departamento de Presidencia iniciará un proceso de diálogo con todos los consistorios, incluidos los de las tres capitales de provincia, la Federación Aragonesa de Municipios, Comarcas y Provincias (FAMCP) y “con todos los actores que puedan aportar cualquier solución a una demanda histórica por parte de los ayuntamientos para conseguir una financiación adecuada, porque sin financiación adecuada es muy difícil hablar de autonomía municipal”.

“Se trata de asegurar a los ayuntamientos que año tras año cuenten, por primera vez, con unos recursos derivados de los ingresos de la Comunidad Autónoma. La intención es iniciar en los próximos días el proceso y que la Ley pueda entrar en vigor antes de que acabe la legislatura”, manifestó el consejero Guillén.

Compartir en redes sociales