La Escuela de Liderazgo y Empoderamiento de Mujeres Electas Locales (ELEM) se ha presentado ante la sociedad oscense en un acto celebrado en la Diputación de Huesca que ha contado con la participación de concejalas y alcaldesas de los ayuntamientos de la provincia. Impulsada por la Federación Aragonesa de Municipios, Comarcas y Provincias (FAMCP), esta Escuela se plantea como un lugar de encuentro para mujeres electas locales y un espacio de aprendizaje donde la condición de mujer sea lo relevante, dejando la filiación política en un segundo plano. El objetivo es que las mujeres desarrollen un modelo propio de liderazgo en la Administración local aragonesa.

La presentación de ELEM ha corrido a cargo de la presidenta de la FAMCP, Carmen Sánchez, y de la vicepresidenta de la DPH, Elisa Sancho. Para la presidenta de la FAMCP, ELEM será un espacio “para el intercambio de experiencias y la formación de las mujeres”, desde donde se trabajará por un modelo de liderazgo femenino porque “necesitamos empoderar a las mujeres para facilitarles la entrada a la política local”.

Por su parte, Elisa Sancho ha destacado el papel de la mujer en la administración local tanto por la defensa que realizan en la puesta en marcha de políticas y acciones en pro de la igualdad de género como en el papel que tradicionalmente tiene la mujer en el medio rural.

Elisa Sancho ha recordado la necesidad de la presencia activa de la mujer en los diferentes ámbitos políticos, sociales, culturales, empresariales y en general en todo lo relacionado con el impulso al medio rural. “Si hablamos de despoblación las mujeres tenemos mucho que decir y aportar en este sentido y nuestra acción desde la administración local es fundamental para que los pueblos tengan perspectivas de presente y futuro”, ha dicho Elisa Sancho, quien ha añadido el fuerte compromiso de la mujer con el medio rural y, en este sentido, su capacidad y credibilidad para defenderlo.

A continuación, se ha desarrollado una mesa redonda sobre experiencias locales con la participación de Esther Cereza, alcaldesa de Montanuy, Laura Puyal, alcaldesa de El Grado, Pilar Novales, concejala de Huesca, y Corona Martí, concejala de Tardienta. Todas han hablado de su experiencia personal en la política local, de los motivos por los que se implicaron en la vida municipal y de las dificultades que tienen que afrontar por el hecho de ser mujeres.

Compartir en redes sociales