El Gobierno de Aragón diseña con la FAMCP un acto unitario de recuerdo y homenaje a las víctimas de la pandemia y los profesionales

El presidente de Aragón, Javier Lambán, ha mantenido un encuentro telemático con la comisión permanente de la Federación Aragonesa de Municipios, Comarcas y Provincias (FAMCP), integrada por el presidente Luis Zubieta, los tres vicepresidentes, Joaquín Noé, Ignacio Herrero y Mari Carmen Herrero, y el secretario general, Martín Nicolás. El motivo era abordar la forma de organizar un acto de recuerdo y homenaje a las víctimas de la pandemia, una vez que el Gobierno de España decretará mañana, en consejo de ministros, el luto nacional de 10 días y organizará actos de homenaje, tal como adelantó el pasado sábado el presidente Pedro Sánchez.

En Aragón, donde el nivel de acuerdo institucional siempre se materializa en sintonía con la FAMCP, hoy también se ha querido efectuar con la organización de un evento unitario e impulsado en común que será promovido en todos los ayuntamientos de la Comunidad.

Un testimonio que también será de todos, de todo Aragón. “Una vez decretado a partir del martes el luto nacional, Aragón mostrará a todo nuestro país que estamos unidos para compartir el dolor y para emitir un mensaje claro de autoestima y de solidaridad con todos los territorios, con todos los hombres y con todas las mujeres de nuestro gran país”, ha indicado el presidente Lambán.

Todos los alcaldes de Aragón harán un acto conjunto que persiga dos objetivos: testimoniar el recuerdo a la memoria de las víctimas de la pandemia COVID-19 (que hoy registra 858 fallecidos) y la solidaridad y condolencia con todos sus familiares y amigos. Y mostrar, con la dignidad que merecen, el reconocimiento y homenaje al trabajo, la dedicación y la entrega de todos los profesionales de diferentes ámbitos de nuestro entramado público y privado que se han distinguido en estas semanas por su abnegado esfuerzo para servir al bien común (sanitarios, trabajadores sociales, transportistas, miembros de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad, agricultores, ganaderos, trabajadores de los centros comerciales, personal de limpieza, educadores, etc.).

Según ha explicado Luis Zubieta, presidente de la FAMCP, “la idea es convocar el mismo acto a la vez en los 731 municipios de Aragón, el mismo día a la misma hora”. También se contactará con los presidentes de las diputaciones provinciales y con los tres alcaldes de las tres capitales y con los presidentes comarcales para llegar a todos los ayuntamientos”.

La propuesta alcanzada inicialmente es una sencilla ceremonia con un denominador común a través de un símbolo vinculado al pasado y presente del pueblo aragonés, la carrasca, de tal forma que se procedería a la plantación de 731 encinas en cada uno de los municipios. Se trata de un emblema vinculado a identidad aragonesa, ya que es el primer cuartel del Escudo de Aragón: una encina con siete raigones al aire, en sus colores naturales, sobre campo de oro y con una cruz latina roja asomando por la copa. Recuerda al mítico Reino de Sobrarbe y Ribagorza; vinculado a los valores de libertad, de fuero, del pueblo aragonés. Es un árbol resistente (símbolo de lucha), siempre verde (símbolo de vida), florece en abril (el mes de Aragón), es fuerte (adaptado a las sequías estivales y los inviernos fríos).

Las ceremonias que se proponen serán sencillas porque serán un día para el recuerdo y el homenaje ante un hecho que ha producido muchísimo dolor y todos los municipios contarán con un brote de este árbol en una pequeña caja con ventana para que sea visible.

Aunque cada acto de homenaje puede tener variantes, se proponen algunos elementos comunes para conformar una imagen unitaria, con proceso de plantación, montaje de la placa de recuerdo, lectura de un poema que será el vínculo. Las fotografías de la celebración quieren ser publicadas en una plataforma común.

El Gobierno de Aragón presenta su Estrategia de Residencias de Mayores para apoyar al sector y fortalecer su respuesta futura

El Gobierno de Aragón ha presentado esta mañana una Estrategia para las residencias de mayores de la Comunidad Autónoma que persigue proteger y dar soporte a unos centros especialmente castigados por la pandemia de la Covid-19. Se trata de un plan que comprende medidas a corto, medio y largo plazo, que pasan por apoyo económico, refuerzo de los protocolos de seguridad y alivio del confinamiento.

El presidente Javier Lambán y la consejera de Ciudadanía y Derechos Sociales, María Victoria Broto, han presentado dicha estrategia a las entidades que de forma mayoritaria representan al sector, al que también han anunciado una línea de subvenciones de millón y medio de euros para afrontar gastos extraordinarios sobrevenidos por la pandemia de coronavirus. Entre otros, figuran la contratación de personal para reforzar las plantillas, la compra de material de protección y la compensación por los ingresos perdidos al no poder recibir a nuevos residentes durante el estado de alarma.

“Aragón ha estado a la altura de las circunstancias y el sistema ha funcionado de forma razonablemente aceptable, teniendo en cuenta que la tasa de envejecimiento y de personas institucionalizadas en Aragón es superior a la media nacional y pese a ello, la tasa de fallecidos es inferior a la media, un 3,8 frente a un 5% en el resto del país», ha contextualizado Lambán. Pero, a renglón seguido, ha insistido en la necesidad de mejorar el sistema, ayudando a los centros y afrontando un cambio de modelo en los próximos meses y años que pasa por mejorar las prestaciones y formar al personal de residencias”, ha explicado, al tiempo que ha contado que un encarecimiento de la prestación de servicios tendrá que venir acompañado de mayores ayudas de la administración que ahora el ejecutivo aragonés no tiene capacidad suficiente para acometer en solitario pero sí puede contribuir a ayudar con la orden que entrará en vigor el lunes.

Por su parte, la consejera de Ciudadanía ha incidido en “el especial esfuerzo que han realizado las residencias, que han estado en primera línea, y cuyos trabajadores han sido auténticos héroes y heroínas, una dedicación que no nos cansaremos de reconocer”. Igualmente, ha incidido en que «nos ha preocupado la protección de las más de 300 residencias de Aragón, que son una parte importante de la economía aragonesa. Hemos tratado de ayudarlas y de protegerlas».

El presidente y la consejera han traslado estas palabras a los representantes de las entidades que agrupan a la mayor parte del sector en Aragón: Acasa, Lares, Arade, Rey Ardid, Federico Ozanam y la Federación Aragonesa de Municipios, Comarcas y Provincias (FAMCP), con quienes se han reunido y han trabajado «muy estrechamente estos meses», ha indicado Broto.

Flexibilizar los criterios para nuevos ingresos

Dentro de las medidas económicas, y para aliviar la situación de algunos centros, se plantea flexibilizar una de las medidas impuesta para acoger a nuevos residentes, que actualmente exige al centro contar con un 10% de plazas libres. Con la estrategia presentada, se elimina este porcentaje y se permitirán los nuevos ingresos si el centro cuenta con un adecuado plan de aislamiento y contingencia y lleva dos periodos de incubación (28 días) sin casos nuevos. “Además –ha apuntado la consejera- los centros Covid van a seguir abiertos como puntos asistenciales en principio, y con apoyo sanitario, si es necesario; por lo tanto, serán el soporte de las residencias para realizar derivaciones y traslados cuando sea necesario”.

El plan de contingencia se va a exigir a todos los centros, que además deberán activar a través de sus servicios de prevención de Riesgos Laborales planes de formación para su personal, con el apoyo del Gobierno de Aragón. También se exigirá al sector que todos los centros cuenten con una reserva estratégica de material.

Protocolo de alerta a Salud Pública

Dentro de los planes de contingencia y de la nueva organización de las residencias, figura un protocolo de alerta inmediata a Salud Pública en caso de que sospeche de la posibilidad de que un residente tenga síntomas de coronavirus. “Eso permitirá trabajar de forma inmediata –ha dicho la consejera- para aislar, sectorizar y derivar”. Del mismo modo, se va a potenciar el apoyo médico de los centros de salud a las residencias.

El presidente de Aragón y la consejera de Ciudadanía han anunciado también algunas medidas de alivio para los residentes y sus familias, que entrarán en vigor el próximo lunes 25 de mayo, en cuanto se publique la orden que lo autoriza. La más destacada es que desde ese mismo día –previa petición de hora y con estrictas medidas de seguridad- se van a permitir visitas de familiares en aquellos casos donde no haya habido casos de Covid-19 o el centro cumpla 28 días sin positivos (serán durante un máximo de una hora, en el espacio predeterminado por el centro –preferiblemente exterior-, usando mascarillas y de un solo familiar en cada ocasión).

También desde el lunes se autorizará en estos centros la entrada del servicio de peluquería, fisioterapeuta o rehabilitación, después de que se aprobara ya el de podología, y se autorizarán los paseos de los residentes fuera de los recintos de los centros, dentro de la hora y el kilómetro de distancia estipulado.

Entre las medidas a largo plazo, que ahora hay que analizar con el sector, figura reflexionar sobre el papel de las residencias, que pueden ser –ha dicho la consejera- puntos neurálgicos de atención a las personas mayores, sean residentes o no, porque pueden también especializarse en la prestación de determinados servicios, sobre todo en el medio rural. También está sobre la mesa la remuneración y condiciones de trabajo de los profesionales sociosanitarios, un análisis sujeto a la mejora de la financiación por parte del Estado de la Ley de Dependencia, tal como ha indicado la propia titular del departamento de Ciudadanía, quien ha apuntado que es necesario exigir el 50% de la financiación que debe ingresar el Estado a las comunidades autónomas.

 

Coordinados para hacer frente a los efectos de la pandemia

La consejera de Presidencia del Gobierno de Aragón, Mayte Pérez, se ha reunido por vía telemática con los presidentes de las tres diputaciones provinciales, Miguel Gracia (DPH), Manuel Rando (DPT), y Juan Antonio Sánchez Quero (DPZ), y el presidente de la FAMCP, Luis Zubieta, para reforzar la coordinación con los entes locales en las acciones encaminadas a combatir los efectos de la pandemia del coronavirus.

En la reunión se ha tratado de la adquisición de material higiénico y sanitario por parte de diputaciones y ayuntamientos, así como de las prioridades locales en la puesta en marcha del planpara larecuperación económica y social.

En el encuentro se ha abordado la manera de compaginar las iniciativas aprobadas por las corporaciones locales para impulsar la reactivación del tejido económico de los municipios con las medidas de apoyo procedentes de la administración autonómica.

En ese sentido, el presidente de la FAMCP considera que “desde las entidades locales debemos dar un paso al frente y prepararnos para el día después de esta crisis sanitaria, vamos a trabajar en el diseño de las acciones y de esa hoja de ruta que nos permitirá reactivar la economía local, y reforzar y colaborar con los proyectos del resto de administraciones y agentes socialesde Aragón”.

 

La Comisión Ejecutiva de la FAMCP celebra su primera reunión por videoconferencia

La Comisión Ejecutiva de la Federación Aragonesa de Municipios, Comarcas y Provincias (FAMCP) ha mantenido esta mañana su primera reunión de forma telemática por las medidas sanitarias y de distanciamiento social relacionadas con la lucha contra la pandemia del coronavirus.

Entre los asuntos abordados destacan la aprobación de la memoria de actividad correspondiente al año 2019, una modificación presupuestaria para el actual ejercicio económico y sendos convenios de colaboración con la Asociación de Madres Solas Amasol y con Red Eléctrica de España.

En la reunión, el presidente de la FAMCP, Luis Zubieta, agradeció la labor que se está desarrollando desde los ayuntamientos para combatir la pandemia y destacó el papel de coordinación y de trasmisión de información desempeñado por la Federación durante esta crisis sanitaria, además de su participación en la Mesa para la recuperación social y económica puesta en marcha por el Gobierno de Aragón.

El convenio acordado con Amasol, al que podrán adherirse las corporaciones locales aragonesas que lo deseen, persigue la inclusión de la categoría de familia monomarental o monoparental como grupo especial en la percepción de los servicios municipales, así como promover deducciones o bonificaciones a estas familias en el trasporte urbano, las tasas de agua y basuras, escuelas infantiles y ludotecas, instalaciones deportivas, e impuestos como el IBI.

Por su parte, el convenio alcanzado con Red Eléctrica de España facilita el desarrollo de acciones de interés relacionadas con el fomento de la movilidad sostenible, la reducción de la brecha digital en el medio rural, el apoyo a la innovación local y el impulso a la difusión del nuevo modelo de transición energética.

Quién nos lo iba a decir

Hace más o menos un año, los municipios españoles vivían la lógica actividad política que conlleva la elaboración de las listas electorales y la redacción de programas con los que presentarse a las elecciones municipales convocadas para el 26 de mayo. Quien más, quien menos propuso rebajar este o aquel impuesto, hacer una u otra obra, reformar, mejorar o impulsar el desarrollo de algún servicio, infraestructura o actividad municipal. Todos priorizamos una serie de actuaciones para ser las estrellas de los programas electorales y dejamos como secundarias otras porque las consideramos menos importantes para el bienestar de nuestros vecinos y vecinas. Ilusionados con la presentación de los primeros presupuestos municipales del mandato, incluimos partidas económicas con las que ir desarrollando los proyectos que habíamos propuesto en nuestros programas.

La aparición de un nuevo virus llamado Covid 19 y su propagación hasta convertirse en pandemia nos ha obligado a todos a aparcar los planes que teníamos previsto llevar a cabo para ocuparnos de lo urgente y verdaderamente importante: velar y proteger la salud de la ciudadanía. Aquellos presupuestos presentados y aprobados para un año como cualquier otro van a servir de poco en 2020, ya que ahora tenemos que hacer frente a los efectos de la crisis sanitaria que trae aparejada una situación social y económica sin precedentes a la que tendremos que destinar nuestros recursos municipales y los que aporten las demás administraciones públicas.

Todas las contribuciones van a ser necesarias y posiblemente se queden cortas para cubrir las innumerables necesidades que se nos presentarán. Es por eso más importante que nunca que ante la crisis provocada por el Covid 19 las entidades locales puedan hacer uso del superávit y de los saldos bancarios de que disponen, que en el conjunto de Aragón ascienden a 700 millones de euros. Para que ayuntamientos, comarcas y diputaciones provinciales puedan sumar sus remanentes a combatir los efectos sociales y económicos de la pandemia es necesario que se levanten las trabas impuestas por la Ley de Estabilidad Presupuestaria y Sostenibilidad Financiera.

Durante la anterior crisis económica, las entidades locales han sido capaces de hacer más con menos y han dado ejemplo de austeridad y eficacia. Ahora es el momento para que se permita destinar los ahorros municipales a impulsar el tejido económico de cada localidad y ayudar con nuestros propios medios a las personas y las empresas que más lo necesiten.

Eso, en coordinación con el Plan Aragonés de Recuperación Social y Económica impulsado por el Gobierno de Aragón, donde están todos los partidos políticos con presencia en las Cortes de Aragón, representantes empresariales, sindicales y la FAMCP. Porque sumando por Aragón saldremos antes y mejor de esta crisis.

Una vez superada la crisis sanitaria habrá que atender las demandas sociales que ya están apareciendo como secuela del impacto mundial del coronavirus.

En otro plano, como hicimos en la redacción del programa electoral con las propuestas secundarias, están quedando la celebración o no de las fiestas locales, la apertura de las piscinas municipales, la recuperación de las actividades deportivas y sociales programadas en casi todas las localidades, o si podremos ir pronto al huerto para plantar y cuidar las hortalizas que llenarán de alimentos saludables muchas mesas.

Todo llegará, el huerto, las actividades, los baños y los bailes, a su debido tiempo, que será cuando lo indiquen las autoridades sanitarias. Mientras tanto, debemos seguir sus indicaciones para no resultar contagiados y así no contagiar.

Quién nos iba a decir hace un año que una pandemia cambiaría los planes que teníamos para nuestros pueblos. Como responsables municipales estamos arrimando el hombro en esta situación sobrevenida y estoy seguro de que continuaremos haciéndolo por la voluntad de servicio que lleva implícito el cargo que ocupamos.

Deseo que mantengamos la serenidad y la responsabilidad en estos días difíciles.

Mucha suerte a todas y a todos en vuestra gestión diaria para hacer frente a esta crisis,

Luis  Zubieta

Presidente de la FAMCP

Primera reunión de la Mesa para la Estrategia aragonesa de recuperación social y económica

En la tarde del martes 21 de abril se ha celebrado en la Sala de la Corona del Edificio Pignatelli la primera reunión técnica de la Mesa para la Estrategia Aragonesa de Recuperación Social y Económica, formada por representantes del Gobierno de Aragón, de los partidos políticos con representación parlamentaria en las Cortes de Aragón, por los cuatros agentes sociales que operan en la Comunidad Autónoma, y la Federación Aragonesa de Municipios, Comarcas y Provincias (FAMCP).

La reunión celebrada en la sede del Gobierno de Aragón es continuidad de la del pasado viernes en el mismo escenario presidida por el presidente del Gobierno de Aragón, Javier Lambán.

En la reunión se habló sobre los objetivos, la metodología de trabajo y la planificación de los propios trabajos de la Mesa para conseguir la máxima eficacia en un espacio de tiempo lo más corto posible y establecer las medidas concretas.

La propuesta inicial pasa por avanzar en varios sectoriales, en un número lo más reducido posible, que trabajaría sobre materias homogéneas, trabajos que estarían coordinados por una mesa permanente para mantener un mismo hilo conductor.

Se acordó que los integrantes de la Mesa recabarían informes de en sus respectivas organizaciones, así como de otros actores externos.

La propuesta inicial pasa, por tanto, por articular cuatro bloques o áreas de trabajo para que en cada uno de ellos emerjan medidas concretas, siempre en el plazo más breve posible, entre otras cosas por la situación de las pequeñas empresas, autónomos o sectores más desfavorecidos, entre otros sectores sociales y económicos.

Un primer bloque o área de trabajo será el del territorio, en el que quedarían incluidos propuestas y medidas en torno a las administraciones locales, desarrollo sostenible, sostenibilidad, medio ambiente y digitalización, entre otros temas.

Las políticas sociales constituirían el segundo bloque, con materia relacionadas con el campo sanitario, los servicios sociales, la educación, la cultura, la Universidad y el deporte.

El tercer campo de actuación sería el macroeconómico, donde cabrían propuestas sobre los proyectos estratégicos de la Comunidad Autónoma y su tejido productivo, las obras públicas, y la internacionalización de las empresas aragonesas.

Finalmente, la última de las áreas de trabajo estaría referida a los diversos campos de la microeconomía como el empleo, los autónomos, las pequeñas y medianas empresas, y tributos, entre otras cuestiones.

En el turno de intervenciones entre los asistentes fueron compartidas las opiniones sobre la importancia de llegar a un acuerdo sobre las materias que son competencia de la Comunidad Autónoma, en la flexibilidad de la metodología de trabajo y en la importancia de caminar hacia la senda de la actividad normal a través de un mensaje de unidad que perciba nítidamente la sociedad aragonesa, así como la necesidad imperiosa de aportaciones para concretarlas en tareas ejecutivas ágiles que lleguen al conjunto de la sociedad aragonesa.

En la reunión estuvieron presentes miembros de los partidos políticos con representación parlamentaria en las Cortes de Aragón (PSOE, Partido Popular, Ciudadanos, Podemos, Chunta Aragonesista, PAR, Vox e IU); de los agentes sociales (CEOE Aragón, CEPYME, UGT y Comisiones Obreras); y de la Federación Aragonesa de Municipios, Comarcas y Provincias (FAMCP), representada por su secretario general, Martín Nicolás.

 

Fuerzas políticas, agentes sociales y entes locales se unen para trabajar juntos en la recuperación tras la pandemia

El presidente del Gobierno de Aragón, Javier Lambán, ha reunido hoy a miembros de los ocho partidos con representación parlamentaria, los cuatro agentes sociales y el presidente de la FAMCP, organización que representa a los entes locales de Aragón, con el fin de iniciar un trabajo conjunto que aborde la recuperación económica y social necesaria tras la pandemia.

Esta reunión inicial ha puesto de manifiesto una unanimidad absoluta en cuanto a la actitud, ya que todos comparten la conciencia de la gravedad de la situación y de trabajar juntos para superarla, y bastante coincidencia en cuanto a las prioridades y urgencias que hay que acometer lo antes posible.

Una de las coincidencias ha pasado por encontrar una solución definitiva a los suministros de material, que ahora está encauzada para abastecer a hospitales y residencias pero que también debe garantizarse para los trabajadores, a medida que se recupere la actividad económica.

Igualmente, se volcarán en dedicarse de forma urgente en la problemática de los autónomos y pymes, que ya cuenta con una inicial inyección de liquidez de 53 millones de euros por parte del Gobierno de Aragón, además del aplazamiento del pago de impuestos y la realización de unas operaciones de crédito desde el departamento de Hacienda que han concentrado 1.300 millones de euros que, entre otros fines, también contempla el pago a proveedores.

Asimismo, se ha acordado trabajar en los sectores estratégicos de la Comunidad de Aragón (logística, renovables, agroalimentación) y añadir la industria farmacéutica y sanitaria para estar en disposición de superar la situación “con ciertas garantías de éxito”.

También ha sido unánime la consideración de que hay que trabajar de forma inmediata  y, como consecuencia, el próximo martes tendrá lugar ya la primera mesa técnica de todas las organizaciones reunidas hoy, donde se establecerá el método de trabajo y las posibles subcomisiones a crear para atender las cuestiones concretas económicas, sanitarias y sociales.

La reunión de hoy también ha servido para trasladar a la sociedad aragonesa un “mensaje de seguridad y confianza ante una situación desconocida con devastadoras consecuencias sanitarias y económicas”, según el máximo responsable autonómico. Además, va a poner a prueba a la Administración, que debe reorientar sus actuaciones para este fin y así se ha modificado el presupuesto de la Comunidad para ponerlo a disposición de las urgencias que marca la pandemia. En este sentido, Lambán ha puesto en valor que su Ejecutivo está “acostumbrado a trabajar de forma transversal, pero era necesario ampliarlo al resto de fuerzas políticas, agentes sociales y entes locales”, a quienes ha agradecido su generosidad e implicación.

“Hoy los aragoneses pueden estar más tranquilos que ayer y tener más seguridad y confianza en su futuro y empezar a ver un horizonte de esperanza y nosotros nos hemos comprometido a no defraudar esa expectativa. Es nuestra obligación y la unidad será sinónimo de éxito. Por el contrario, la desunión será sinónimo de fracaso”, ha afirmado Lambán.

En la reunión han participado representantes de los partidos con representación en Cortes de Aragón: Vicente Guillén (PSOE); Luis María Beamonte (PP); Daniel Pérez (CS); Clemente Sánchez Garnica (PAR); Gregorio Briz (CHA), Marta Prades (Podemos), Álvaro Sanz (IU) y David Arranz (Vox). Además, los representantes de los agentes sociales: Daniel Alastuey (UGT); Manuel Pina (CC.OO); Ricardo Mur (CEOE-Aragón) y Aurelio López de Hita (Cepyme). En representación de las entidades locales aragonesas, en la reunión también ha participado el presidente de la Federación Aragonesa de Municipios, Comarcas y Provincias (FAMCP), Luis Zubieta.

En el encuentro, Zubieta ha anunciado el compromiso de la FAMCP con esta iniciativa y ha planteado la posición de solidez presupuestaria en que se encuentran las entidades locales para contribuir al impulso y desarrollo del plan de recuperación.

El presidente de la FAMCP ha reivindicado que las entidades locales puedan hacer uso del superávit y de los saldos bancarios de que disponen, que en el conjunto de Aragón ascienden a 700 millones de euros, y ha exigido que se levanten las trabas impuestas por la Ley de Estabilidad Presupuestaria.

Zubieta también ha solicitado el mantenimiento de la estabilidad de las cuentas públicas de los ayuntamientos, “para lo que es más necesaria que nunca la tramitación parlamentaria de la Ley de Financiación Municipal de Aragón, que permitirá un marco estable presupuestario para los próximos ejercicios económicos”.

El presidente de la FAMCP ha destacado que “desde las entidades locales debemos dar un paso al frente preparándonos para el día después de esta crisis sanitaria, vamos a trabajar en el diseño de las acciones y de esa hoja de ruta que nos permitirá reactivar la economía local, y reforzar y colaborar con los proyectos del resto de administraciones y agentes sociales de Aragón”.

Luis Zubieta ha defendido las iniciativas que desde las corporaciones locales se están realizando en materia sanitaria, seguridad ciudadana, servicios sociales y en el resto de los servicios municipales básicos para la adecuada atención de las necesidades de la población, así como las medidas fiscales y tributarias adoptadas para facilitar a nuestros ciudadanos más vulnerables la salida de la crisis, y la ayuda al tejido empresarial con especial énfasis en apoyo a los autónomos.

El presidente de la FAMCP ha incidido en que “desde el municipalismo aragonés se hace hincapié en el compromiso de las corporaciones locales en trabajar en la concreción y desarrollo del Plan Aragonés para la Recuperación Social y Económica”.

 

La FAMCP pide a los alcaldes que no lleven a cabo acciones de carácter sanitario que no sean de estricta competencia municipal

En la reunión telemática mantenida esta mañana por la Comisión permanente de la Federación Aragonesa de Municipios, Comarcas y Provincias (FAMCP), integrada por el presidente, Luis Zubieta, y los vicepresidentes Joaquín Noé, Ignacio Herrero y Mª Carmen Herrero, en la que también ha participado el secretario general Martín Nicolás, se ha acordado hacer llegar a todas las entidades locales aragonesas un requerimiento para que acaten las normas e indicaciones dictadas por las autoridades sanitarias de ámbito nacional y por el Departamento de Sanidad del Gobierno de Aragón.

La Comisión permanente de la FAMCP insta a los responsables de ayuntamientos y comarcas a que no lleven a cabo acciones de carácter sanitario que no sean de estricta competencia municipal, como por ejemplo la adquisición de pruebas de detección del coronavirus o la compra de otros materiales para combatir la extensión de la pandemia.

Ante cualquier necesidad de material sanitario o de otro tipo relacionada con la lucha contra el coronavirus, los responsables de las entidades locales deben dirigirse al Centro de Coordinación Operativa (CECOP) del Gobierno de Aragón, que se encargará de facilitar lo necesario.

Por otra parte, la Comisión permanente de la FAMCP va a hacer llegar a la delegada del Gobierno en Aragón, Pilar Alegría, el punto de vista compartido por numerosos alcaldes para que lo trasmita a las autoridades nacionales competentes. Muchos ayuntamientos están planteando la posibilidad de que los vecinos puedan salir de casa para atender el huerto familiar, llevar a cabo algunos trabajos como la quema de los restos de poda de los olivos, o continuar con la caza de especies cinegéticas que asolan las cosechas, como está ocurriendo con los conejos.

Dadas las características del medio rural aragonés, la Comisión permanente de la FAMCP considera que la paulatina salida del confinamiento podría iniciarse por los pueblos.

Medidas económicas y fiscales de carácter local para superar la crisis del Covid-19

Con el comienzo de la crisisdel Covid-19 y la declaración del estado de alarma (RDL 463/2020), el Gobierno de España, el Gobierno de Aragón y los ayuntamientos aragoneses han adoptado medidas de prevención de carácter sanitario y asistencial, con el fin de que nuestra ciudadanía pueda superar en las mejores condiciones esta crisis.  Nuestra prioridad debe ser cortar de manera efectiva la cadena de transmisión del virus y para ello es necesario que todos secundemos las recomendaciones de las autoridades sanitarias. Sólo con la colaboración y la solidaridad de todos podremos frenar la propagación de esta pandemia.

Nuestros ayuntamientos desde el momento inicial,y en la línea de otras administraciones,han propiciado desinfecciones, limpieza viaria,  atención social, colaboración con la administración sanitaria, la de protección civil y la de seguridad pública.

Pero además, es evidente que esta crisis sanitaria va a tener un efecto inmediato de carácter social y económico. Por ello, es el momento de estar al servicio de la ciudadanía, al lado de las personas que ya antes eran vulnerables y también de todas aquellas personas que, como consecuencia de esta crisis, se quedarán sin trabajo o verán mermadas sus situaciones económicas. Y por esta razón, hemos de dotarnos de recursos y ayudas para amparar a las familias que lo necesiten.

La Administración del Estado y la Autonómica, con carácter urgente, han dirigido sus esfuerzos normativos (RDL 6, 7, 8, 9, 10, 11/2020y todos los decretos y ordenes que han desarrollado los mismos), así como el DL 1/2020 del Gobierno de Aragón, a adoptar un conjunto de medidas dirigidas a paliar los efectos económicos y sociales que sin duda esta crisis va a provocar.

En este contexto, los entes locales aragoneses están adoptando medidas de carácter fiscal y económico, mediante resoluciones y acuerdos, que permitan a nuestros ciudadanos, a los autónomos, las pequeñas y medianas empresas y, en general, al tejido productivo de nuestros pueblos y ciudades, y sobre todo a los más vulnerables,  superar esta situación recuperando su vida y actividad con el menor coste y sufrimiento posibles.

Como decimos, las primeras decisiones fueron las de dedicar sus recursos a paliar la crisis social y el siguiente paso han sido medidas en materia de impuestos, tasas y precios públicos, y de ayudas económicas.

Este documento sólo pretende recoger aquellas más significativas, que algunos entes locales han adoptado, en materia fiscal y económica. No tiene carácter indicativo alguno, sino sólo ejemplarizante, y no pretende ser exhaustivo pues entendemos que pueden existir otras medidas que aquí no se recogen y que en función de las diferentes características de nuestros entes locales se pueden adoptar.

Medidas

  • Suspensión de plazos tributarios.
  • Aplazamiento del pago del Impuesto sobre el Incremento del Valor de los Terrenos de Naturaleza Urbana (más conocido como plusvalía).
  • Modificación calendario y aplazamiento sobre Impuesto sobre Bienes Inmuebles (IBI).
  • Aplazado el pago del Impuesto de Vehículos de Tracción Mecánica.
  • Ampliación plazo de la Tasa de Abastecimiento de Agua y Tarifa por Depuración de Aguas Residualesy por la recogida domiciliaria de basuras y residuos sólidos urbanos.
  • Aplazamiento del pago de los alquileres de viviendas, locales de uso comercial y servicios profesionales en alquiler.
  • Se aplaza el pago de la tasa de instalación de veladores durante el estado de alarma.
  • En la ocupación de la vía pública, las liquidaciones se aplazan hasta que finalice el estado de alarma.
  • Se establece la gratuidad de la zona azul.
  • A los participantes en las actividades deportivas municipales se les devolverá la parte proporcional correspondiente al tiempo que dure el estado de alarma.
  • Las notificaciones a los ciudadanos se suspenden hasta la finalización de los efectos del estado de alarma.
  • Ayudas directas a autónomos y pequeños empresarios, así como a las personas y familias en situación de vulnerabilidad.

Para descargar el documento puedes pinchar aquí.